Foro urbano.

Restos actuales de la basílica del Foro Urbano de Tarragona. Foto del autor.

“El juicio se celebraba en la vecina basílica. (…) En ella, la dejadez y el abandono eran más que evidentes. El estuco que recubría los muros se caía a pedazos, dejando a la vista la tosca piedra de la que estaban hechos; una bandada de palomas cruzaba los ventanales sin vidrieras y anidaba en las vigas mugrientas del artesonado, coronando con sus defecaciones los ilustres bustos de los emperadores; se abría además en el muro de la fachada oriental una peligrosa grieta que amenazaba con derribarlo de un momento a otro. En definitiva, nada que ver con la espléndida basílica provincial de la parte alta, que Rodrigo había tenido ocasión de admirar durante la mañana anterior.

Los cuarenta y ocho miembros de la Curia celebraban sus sesiones en un salón lateral de la basílica, presidido por una estatua de Minerva. Allí era donde trataban los asuntos de la ciudad e impartían justicia. Una multitud se agolpaba contra las columnas del pórtico que lo separaba de la basílica, con la intención de no perderse los detalles más jugosos del juicio. Los curiales fueron ocupando sus escaños de madera a los lados, dejando los asientos de la tribuna central para los duunviros, el edil y el prefecto. Constante y su criado se quedaron de pie en un rincón, al lado de Julio.

Reclamó silencio el macero golpeando el suelo del pórtico en el que se apretujaba la multitud y el juez, con su ronca voz, declaró abierta la sesión del crimen homicidii, el tribunal que trataría de la masacre de la familia Basso. Acto seguido, Flavio se dirigió a los presentes, agitando una rama de olivo.

-Virtuosos quirites, estad atentos a mis palabras pues el asunto que nos ocupa es de extrema gravedad. Como todos sabéis, son ya tres las familias de esta noble ciudad vilmente asesinadas: los Tácito, los Tauro y ahora los Basso. A partir de las diligencias efectuadas y de los hechos investigados, yo sostengo que existe una conspiración y que todas estas familias han sido masacradas con la connivencia de sus esclavos; en concreto la de los Basso, que es la que ahora nos ocupa.”

Nocturnalia. Joel Santamaría.

https://www.planetadelibros.com/libro-nocturnalia/321348

A %d blogueros les gusta esto: